Caixaforum madrid egipto

La nueva exposición de CaixaForum Madrid invita a los visitantes a descubrir lo que realmente significó la monarquía en esta antigua civilización.

Los antiguos mitos explican que, antes del primer faraón, Egipto había sido gobernado por los dioses. Como sumos sacerdotes, los faraones supervisaron la construcción de grandiosos templos para la celebración de rituales. Junto a esta naturaleza divina, el faraón también era a menudo representado como un audaz guerrero o un genio de la estrategia militar, implacable con sus enemigos. Comandaba los ejércitos con la misión de mantener la paz interior y de expandir las fronteras. Sin embargo, Egipto sufrió numerosas y dolorosas derrotas, entre otras, contra los ejércitos romano y nubio.

Asimismo, a pesar de su papel como señor de las Dos Tierras, nexo de unión entre el norte y el sur de Egipto, lo cierto es que los faraones no pudieron evitar fuertes tensiones internas. Egipto conoció varias guerras civiles, y fue conquistado por potencias extranjeras o gobernado por distintos soberanos que se disputaban el poder.

A través de las estatuas y los monumentos, los faraones construían con esmero sus identidades, y proyectaban una imagen idealizada de sí mismos, bien como guerreros poderosos, protectores de Egipto contra sus enemigos, bien como adoradores fervientes de los dioses, intermediarios entre ellos y el resto de la humanidad.

No todos los gobernantes del país fueron de sexo masculino, ni tampoco egipcios, como el rey macedonio y gobernante Alejandro Magno. También hay constancia de conspiraciones regicidas, e incluso de golpes de Estado. Al margen de su origen, o de que fueran hombres o mujeres, los monarcas egipcios se definían mediante la adopción de símbolos reales. Así, por ejemplo, inscribían sus nombres en cartuchos, o llevaban en la frente el ureo, una figura de cobra erguida.

Junto a la presencia fascinante de las obras de arte, los textos nos permiten reconstruir el contexto en el que se crearon, e introducirnos en los escenarios de la vida de los faraones: La exposición también presenta objetos menos habituales: Acompañando a las obras, la muestra incluye tres piezas audiovisuales: En el primero de los vídeos se nos presenta la geografía de la antigua civilización egipcia, mientras que en el segundo se profundiza sobre la evolución de las tumbas reales en el antiguo Egipto.

Esta pieza pretende acercar a los visitantes cómo los faraones construyeron su legitimidad al vincularse con algunos de sus predecesores eligiendo dejar de lado a otros. Rey de Egipto pudo verse entre los años y en una primera versión por varias ciudades del Reino Unido. Posteriormente, se amplió la lista d objetos incluidos en la muestra y los temas que abarcaba para su exhibición internacional.

Los pilares de Europa fue el primer proyecto que fructificó en esta nueva etapa de colaboración, seguido por La competición en la antigua Grecia. El compromiso permitía intensificar una relación de entente histórica entre estas dos instituciones, que durante décadas han venido trabajando conjuntamente.

La nueva exposición "Faraón. Rey de Egipto" de CaixaForum Madrid invita a los visitantes a descubrir lo que realmente significó la monarquía en esta antigua civilización. Autor del vídeo y de las fotografías: José Belló Aliaga. CaixaForum Madrid.

faraon._rey_de_egipto.jpeg

Neal Spencer. Suscríbete a nuestro boletín de noticias E-Mail: Acepto las Condiciones de uso. Noticias relacionadas. Estatua del dios Re-Horakhty.

Caixa Forum Madrid – Faraón, rey de Egipto – ENTRADAS AGOTADAS –

British Museum. La corona blanca, llevada habitualmente por el faraón para afirmar su supremacía, era el símbolo del Alto Egipto y se asociaba a la diosa buitre Nekhbet, protectora de la región. A pesar de que la cabeza carece de inscripciones, el estilo de sus delicados rasgos permite identificar al soberano como Tutmosis III.

Cabeza del faraón Tutmosis III.

Horemheb, general del ejército durante el reinado de Tutankamon accedió al trono durante el período de inestabilidad política que siguió a la muerte del faraón. Gobernó el país durante casi treinta años, y se le construyeron dos tumbas. La primera, en Saqqara, no se usó nunca, ya que finalmente se le daría sepultura en el Valle de los Reyes, en Tebas.

EXPOSICIÓN FARAÓN REY DE EGIPTO - Madrid Happy People

Esta jamba procede de su tumba de Saqqara. Jamba de una puerta de la tumba del general Horemheb. Fue un fuerte impulso de las artes y las ciencias y coleccionó manuscritos y animales exóticos. Estela del faraón Ptolomeo II.

CaixaForum Madrid

La Fiesta Sed es una celebración documentada en todos los períodos de la historia de Egipto. Solía conmemorar los primeros 30 años de reinado de un faraón y comprendía una serie de rituales cuya finalidad era rejuvenecer al faraón de cara a los años venideros, como carreras alrededor de hitos, procesiones y ofrendas.

Lleva el manto tradicional de la Fiesta Sed. Relieve del faraón Osorkon II. Esta pertenece a Seti I, el segundo faraón de la dinastía XIX, cuyo nombre proviende de Seth, el dios de la guerra, de las armas y de ejército. La momia de Seti, una de las mejor conservadas, fue encontrada en en el templo de Deir el-Bahari y se conserva desde entonces en el Museo de El Cairo. Ushebti del faraón Seti I British Museum.

Aunque la escena fuera borrada parcialmente a golpe de martillo, se conservan los jeroglíficos que describen la ofrenda. Nectanebo I repelió las tentativas persas de invadir Egipto con la ayuda de mercenarios griegos.

Exposición Faraón, rey de Egipto, en CaixaForum Madrid hasta 20 enero 12222

Bajo su gobierno, Egipto experimentó un renacimiento cultural. Su reinado se caracterizó por la innovación, tanto en la construcción de templos como en el retrato. Losa con la representación de Nectanebo I British Museum.