Rambla de castro puerto de la cruz

La Rambla de Castro fue un lugar de gran riqueza. En el pasado perteneció a Don Hernando de Castro tras el reparto de tierras una vez finalizada la conquista castellana de la isla. Su misión era la defensa de los piratas que solían atacar esta zona de gran trasiego debido sobre todo al comercio de vinos de malvasía , muy apreciados por los ingleses.

Menú de navegación

Por desgracia, su estado de conservación no es muy bueno en la actualidad pero ahí sigue, resistiendo el paso del tiempo. A principios de el Cabildo de Tenerife rehabilitó este edificio.


  • terra chat ligar!
  • mejores sitios para conocer gente en madrid.
  • terra espana chat.
  • Rambla de Castro-Tenerife-Senderos;
  • aire acondicionado segunda mano.

La Casona data del siglo XVI y era la vivienda de la familia propietaria de estos terrenos. Es una casa rehabilitada a día de hoy. El siguiente punto de interés es la playa de Castro. Hasta tiene una cascada de agua dulce.

Senderismo por la Rambla de Castro y Playa de los Roques

El Cabildo de Tenerife ha habilitado recientemente un sendero de acceso. Otra playa espectacular y no muy conocida. Por unas escaleras de madera se puede bajar a ella en 20 minutos. Para comer el bocadillo resulta ideal. El desnivel se nos empezó a hacer ahora un poco pesado.

Segunda parte: hacia el Mirador de San Pedro

El calor es intenso en esta zona por la que parece que no corre el viento. En algunos momentos nos parecía estar casi escalando. Por suerte, no es demasiado largo.

Un trekking entre palmeras que miran al mar

Una vez vueltos a la verticalidad se ha de continuar cruzando por un puente de madera. Pero antes hemos de parar en el Elevador de Aguas de La Gordejuela , visita obligada en nuestro camino. Es un edificio de 5 niveles, a una altura de 70 metros sobre el nivel del mar.

La extracción de agua permitió el desarrollo y la prosperidad de Los Realejos y del Valle de La Orotava. Da pena ver en ruinas a este hito de la historia industrial de Tenerife.

El Gobierno de Canarias se planteó su rehabilitación en el año pero la iniciativa no prosperó. No obstante, alguien ya se ha encargado de abrir un agujero en la malla. Nosotros nos colamos por el agujero pero no llegamos a bajar los escalones hasta el Elevador por la sensación de peligro de derrumbe. Sería un triste final para esta gran obra de la ingeniería industrial.

Rambla de Castro

Aun así, el sitio tiene mucho encanto y es muy fotogénico. Playa de los Roques — la ruta bordea todo el acantilado en torno a la playa. A nuestros pies se extiende una playa en la que destacan los dos inmensos roques a los que ha dado su peculiar forma la salvaje acción erosiva del mar. Aproximadamente hacia la mitad del recorrido es donde se encuentra la desviación que deja tres alternativas de camino: Mi consejo es que en primer lugar bajéis hasta la playa de los Roques y disfrutéis un rato desde la misma orilla.

La señalización, no obstante, es perfecta. La agricultura era importantísima en la economía local a principios del siglo XX de modo que se hizo imprescindible vencer la abrupta costa norte para hacer llegar el agua hasta los campos de siembra de La Orotava. Con ese objetivo, se edificó aquí esta casa, hoy, desgraciadamente, en situación de total abandono.

La Corona – Rambla de Castro – TENERIFE

Por cierto, tras la casa se encuentra la playa de la Fajana, de arena negra desde donde se observa el Roque del Camello, el cual se encuentra frente a otra playa, en este caso, la de Castro. Tenerife fue una isla que hubo de sufrir de frecuentes ataques piratas, y por ello hubo de ser fortificada en diferentes puntos de su costa norte. Uno de ellos fue este fortín levantado en plena Rambla de Castro y finalizado en el año